Némesis

Diaro de Yakov Seurel a la expedición de la colonia Uvenn

Bitácora - Sesión 1 (El Viaje)

“(…) el presente es la viviente suma total del pasado.”

ENTRADA PRIMERA:

Con un abarrotado observatorio Sagan para escuchar las palabras del presidente de la Confederación sobre la expedición a Uvenn me dispongo a buscar un sitio con mi asistente, el señor Cargill. Las dudas que nos asaltan son muchas respecto al viaje, esperamos que la exposición oral del presidente arroje un poco de luz sobre nuestras incógnitas. Después de una exposición clara a traves de los puntos mas importantes sobre la misión, se deja paso
a un turno de preguntas para que los asistentes, entre ellos la prensa,pueda tomar notas e impresiones para luego informar a la ciudadanía de la Confederación. Esta expedición a Uvenn abre nuevos horizontes a muchos de los allí presentes, entre los cuales me incluyo, agradezco la fe depositada en mi por el presidente de la Confederación, para que en el caso de que quedasen supervivientes en la colonia ofrecerles la ayuda pertinente y poder iniciar y afianzar las relaciones diplomáticas formales para una posible entrada de la colonia en la Confederación, de no ser así, la mision deberia intentar averiguar que es lo que ha ocurrido en dicha colonia.

En el coctel posterior conozco a la señorita Endariz y al señor vyn Feir, serán compañeros de misión, los motivos son dispares en ambos, en lo que respecta a la misión, no obstante confio en que puedan llevarlos a cabo. Sin embargo el presidente Maxilian, en conversación privada conmigo, deja patente su recelo de las opiniones vertidas por los Holísticos en lo que a la misión se refiere, ¿no sé muy bien que quiere decir? ¿sabes más de lo que dice? ¿es lo que los Holísticos quieren que diga?, en fin solo el destino dirá lo que estos consejeros han augurado a través de sus cálculos, también es cierto, que sería de necios no tenerlos en cuenta. No menos tranquilo me deja el Coronel Benjamin J. Grant, el cual sin entrar en sus habilidades militares (las cuales no cuestiono dada la importante misión que vamos a encarar), si hace que ponga en duda dado el caracter civil de la misión y mas sabiendo el oscuro pasado de lo que ocurrió en Argos Lex, como dejo patente una de las periodistas, que este a cargo de la protección armada, en caso de problemas de la misión.

No obstante entiendo que la justicia le absolvió y que todas las personas merecen una segunda oportunidad.

ENTRADA SEGUNDA:

Por fín llegó el día en el que un transbordador espacial nos lleva a la nave amazona,EVA, que viajará a través del espacio omega hasta la lejana Uvenn, mentiría si dijera que los nervios no me atenazaran.Después de una aburrida pero necesaria visita guiada a la nave, con sus principales lugares y normas a bordo, nos asignan la cubierta donde hibernaremos ademas de asignarnos los grupos que harán los turnos de una semana, los cuales se haran cargo de la nave mientras dura ese periodo con la supervisión de la oficial amazona al cargo. Sin mas dilación nos preparan para la hibernación, una especie de letargo inducido, el cual deja al cuerpo en un estado de funcionamiento mínimo. Lo siguiente que vea una vez la aguja atraviese mi cuello y se cierre el tubo de hibernación será al oficial encargado de darnos el relevo, efectivamente es un parentesis en la vida que no recuerdas como vivido, un coma al cual ni los mas habituados a ello se acostumbran. Cuando despiertas del letargo el cuerpo no responde como debería, la adaptación es lenta, el cuerpo va recuperando su funcionalidad poco a poco, una de las frustraciones a tener en cuenta es el hambre con el que despiertas, pero que no puedes saciar hasta pasado cierto tiempo de ingesta de líquidos primero, en fin creo que no me habituaria nunca a ello. Mi turno lo componían el coronel Grant, el señor vyn Feir, la suboficial a bordo Ariadna, Virgil un técnico (al cual debemos la vida), Hideo otro ingeniero, y el cabo Laszlo subordinado del coronel. Pensé que el turno de una semana viajando por el espacio omega sin hacer otra cosa que mirar que los parámetros de los paneles de control de las vainas de hibernacion se mantuvieran en los niveles adecuados, jugar largas partidas de ajedrez virtual sin otro posible final que la victoria de una inteligencia simulada, se haría insoportable,menos mal que tenia ingentes cantidades de libros que leer.No obstante lo que ocurrió fue peor,siempre recordare ese último turno de guardia.

ENTRADA TERCERA:

Entiendo el odio y el resentimiento como inherentes al ser humano, pero llevados hasta el final pueden hacer aflorar consecuencias fatales. Un grupo de desalmados terroristas sabían que yo iba en la misión , en intentaron acabar conmigo por cierto incidente en el pasado en la colonia de Mine del cual me acusaban. No voy a entrar en disquisiciones de lo que ocurrió en Mine, ni yo ni los terroristas (los cuales decían pedir justicia), somos jueces, pero lo que si es cierto es que no dudaron en detonar una bomba en la cubierta en la que estaba mi dormitorio,la cuatro,a eso yo no lo llamo justicia lo llamo venganza.Por fortuna no me encontraba allí.Gracias a unas cámaras que instaló, digamos de manera no autorizada, el coronel Grant pudimos ver quienes eran los terroristas, el cabo a cargo del coronel y dos personas más que despertó de las vainas de hibernación de una de las cubiertas. Aun sabiendo quienes eran no hubo tiempo para evitar la monstruosidad de la que fueron capaces. Una terrorista murio, junto con la suboficial, en el acto detonando la bomba, y dejando gravemente herido al coronel que arriesgó su vida para evitarlo.

Había que evitar que el fuego se extendiera por el resto de cubiertas, para ello las naves, cuentan con un sistema de mamparos que pueden cerrar herméticamente una cubierta para su posterior despresurización. Entiendo la obligación del ingeniero encargado de ello(eran un montón de vidas suspendidas en vainas de hibernación frente a la del coronel), pero no podiamos dejar que el coronel muriera en esa cubierta, después de forcejear con el ingeniero en el puente de mando y gracias a la suerte y la ayuda del señor vyn Feir pudimos sacar al coronel de la cubierta en llamas.La cosa no quedo allí, los otros dos terroristas tomaron como rehen al joven ingeniero que venia con nosotros, Virgil, querían que les entregásemos a la chica que iba con ellos (estos no sabian que habia muerto) o bien que me entregara yo. Mientras negociabamos con ellos, la situación era tensa y dificil, el coronel no queria dejar nada al azar y una vez se sintio recuperado se fue de nuevo a reducir a los dos terroristas que quedaban. Lo cual fue de gran ayuda ya que el tiempo se acababa y no teníamos nada para poder negociar con ellos.
Todo sucedió de manera rápida y repentina, consiguió acabar con uno de los terroristas pero el otro consiguio detonar las cargas que habian puesto en la cubierta seis,donde estaban la mayor parte de las provisiones un motor de fusion y mas vainas de hibernacion.Despues de tamañana catastrofe y de reducir al terrorista que quedaba(el cual ha sido encarcelado), los mamparos de proteccion no descendian para aislar la cubierta seis, aqui es donde el valeroso Virgil se jugo la vida para poder arreglar la situacion, saliendo al espacio omega para reparar aquello que fallaba,gracias a el lo podemos contar.

Las perdidas han sido muchas pero finalmente salimos del espacio omega entrando en orbita de Uvenn, era sobrecogedora la visión después de tanto tiempo, se veía un amanecer con el planeta verde al fondo mientras recibíamos un mensaje de la colonia perdida…. ¿que depararía el futuro?

Comments

kether

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.